Entrada recomendada

voltear (rotar) pantalla windows 10 facil

viernes, 4 de octubre de 2013

Autos hibridos



Pablo Benítez
2011/03/12

Un vehículo híbrido funciona a través de la energía eléctrica que proviene de baterías y, alternativamente, de un motor de combustión interna que, a su vez, mueve un generador para crear electricidad. En el diseño de los automóviles híbridos, el motor a combustión es la fuente de energía que se utiliza como última opción, ya que el sistema electrónico determina qué motor (eléctrico o de combustión interna) usar y cuándo hacerlo. El motor eléctrico funciona únicamente hasta una velocidad determinada (regularmente los 60km/h), si es que el vehículo excede este límite de velocidad, el motor a combustión entra en funcionamiento inmediatamente. Sin embargo, el motor a combustión puede impulsar las ruedas en forma directa, como en los vehículos convencionales.
Los autos híbridos permiten que su motor de combustión interna trabaje a toda su capacidad, por esta genera más energía de la necesaria, el motor eléctrico es usado como generador y carga las baterías del sistema eléctrico. La combinación de un motor de combustión y el sistema de recuperación de energía al frenar (útil especialmente en la ciudad), hace que estos vehículos alcancen un mejor rendimiento que los vehículos convencionales.

Sepan también, que la tecnología hibrida se está aplicando a una escala global, la mayoría de países (industrializados o no) se ha involucrado en el tema. Grandes compañías automotrices enfocan su producción exclusivamente a este tipo de vehículos y si no, hay que ir a Toyota y ver que vehículo, hoy en día, no tiene la famosa tecnología “Hybrid”. Si les digo: Highlander, Prius o Camry, sabrán que todos estos tienen lo híbrido en la “sangre” y que hoy los vemos circular libremente por las calles de Quito.
Las ventajas que presenta este tipo de vehículos son las siguientes:
1.- Son capaces de conseguir una eficiencia doble, es decir, trabajar con dos motores y hacer que uno de estos (combustión interna) recargue al otro (motor eléctrico).
2.- El sistema de frenado tiene, a su vez, capacidad de generar energía a través de la potencia absorbida, lo que reduce la pérdida de energía y aumenta la eficiencia del motor eléctrico..
3.- Cualquiera de los dos motores pueden desactivarse mientras que el automóvil ente en movimiento y volver a encenderse cuando se los necesite, es decir, alternancia en su funcionamiento.
5.- La eficiencia del combustible se incrementa notablemente, lo que se traduce en reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Las desventajas que presentan son las siguientes:
1.- Tienen un mayor peso que un coche convencional, ya que hay que sumar el motor eléctrico y, sobre todo, las baterías; y por ello un incremento en la energía necesaria para desplazarlo.
2.- Más complejidad, lo que dificulta las revisiones y reparaciones del mismo.
3.- Por el momento, el precio del vehículo.
¿Es esto amigable con el ambiente? Pues la respuesta es afirmativa, puesto que ayuda a reducir la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, esto implica que dilata las secuelas del calentamiento global (el derretimiento de los polos por ejemplo), evitando así el aumento del nivel del agua en el mar, lo que a su vez reduce el riesgo de catástrofes naturales (tsunamis, terremotos, inundaciones). ¿Si se dan cuenta que partiendo de algo tan simple se puede contribuir en tantos aspectos?
Sin embargo, Los “Híbridos” sí causan impacto ambiental; puesto que, aunque estso vehículos tienen un diseño eficiente, si existe un proceso de contaminación durante la producción, uso y desecho de sus baterías. Los vehículos híbridos utilizan baterías recargables de níquel-hidruro metálico (NiMH), cuya vida útil es similar a la del automóvil, es decir, 150 mil millas.
Las baterías NiMH son recargables, por lo que contaminan menos que las desechables, pero contienen níquel, que en grandes cantidades es peligroso. Las minas de níquel liberan dióxido de azufre a la atmósfera, contribuyendo a la lluvia ácida. El daño ambiental neto que causan las baterías NiMH con respecto a las desechables es menor en tan solo 20%, ya que el mayor impacto ambiental de una batería, sin importar su tipo, se produce durante la producción. Al transportar y procesar el níquel se libera dióxido de azufre; esto reduce de manera significativa el aporte que hacen los autos híbridos a contrarrestar la emisión de gases de efecto invernadero.
El reciclaje de baterías recargables es actualmente bajo, pero se estima que del total de baterías NiMH se podría reciclar hasta un 95%; además, esto sería un gran negocio, puesto que las demandas de níquel son elevadas. Como resultado final, el uso de baterías NiMH en vez de baterías desechables representa un beneficio neto de 18% a la salud humana, 13% a la calidad de los ecosistemas y 4% a los recursos naturales.
Con esta información, podemos considerar que los autos híbridos son una “tecnología en transición”. Son el primer paso al nacimiento de los verdaderos automóviles del futuro. El reto está en la búsqueda de nuevas tecnologías para hacer de los vehículos productos verdaderamente sustentables, es decir, investigar para la producción de baterías más eficientes y, por otro lado, para generar combustibles más limpios: aire comprimido, biocombustibles, celdas de hidrógeno o energía solar. De esta manera, los vehículos tendrán un mínimo de impacto ambiental, desde su producción hasta la disposición final de sus componentes; sus motores serán 100% eficientes, con suministro eléctrico, alimentado por celdas de combustible y con emisiones nulas de gases a la atmósfera.
Es innegable que todo esto contribuye al medio ambiente, solo que el mundo en general está acostumbrado a ver resultados inmediatos. Sin embargo, sabrán entender que la implantación de nuevas tecnologías que beneficiarán a algo tan grande que se llama “Tierra”, requiere de tiempo ganas e iniciativa. En todo caso, como lo digo en el título, los autos híbridos son todo un concepto del que he expuesto quizás el 10%.
No obstante yo seguiré defendiendo al planeta y si no tenemos un automóvil híbrido, podemos convertir en “auto verde” a nuestro coche no híbrido, evitando las innumerables causas del desperdicio de combustible, como las velocidades excesivas, las llantas mal infladas, el exceso de equipaje y los viajes mal planeados a las horas de mayor tráfico. Además, podemos evitar usar en exceso el aire acondicionado, dar un tratamiento adecuado al aceite de desecho, dar mantenimiento constante al motor y leer el manual de usuario, para conocer las condiciones en las que cada auto da su máxima eficiencia. Sin Embargo, si deseamos hablar en serio de “vehículos verdes”, no hay mejor solución que usar el transporte público y, por supuesto, la bicicleta.
 
 Visto en: http://elimperdible.ec/
 Comparto tambien un video sobre autos electricos.


El coche eléctrico, indispensable para conseguir ciudades sostenibles by europapress

Frase para emprendedores: 18. “En los negocios solo existen dos reglas: Regla número 1: nunca perder dinero. Regla número 2: nunca olvidar la regla número uno”. Warren Buffett.

Tags:Autos hibridos, auto electrico, auto ecologico,hibrido, transporte, publico.

Si te gustó el artículo recomiéndanos en Google+!
Pin It Now!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Comenta lo que gustes positivo, negativo para poder mejorar este blog.