Entrada recomendada

voltear (rotar) pantalla windows 10 facil

jueves, 6 de febrero de 2014

¿Existe la adicción a la comida?

Por medio de imagenología cerebral, un estudio sugiere que los alimentos de alto índice glucémico pueden desencadenar el mismo mecanismo cerebral que la drogodependencia, es decir, una espacie de ‘adicción a la comida’.
Crédito de la imagen: Stuart Miles (Freedigitalphotos.net)
Un equipo dirigido por el doctor David Ludwig, profesor de pediatría del Hospital Infantil de Boston, encontró que el consumo de carbohidratos altamente procesados, de rápida digestión, puede causar hambre y estimular las regiones del cerebro implicadas en la recompensa y los antojos. Estos resultados sugieren que limitar estos alimentos con un alto índice glucémico – “carbohidratos malos” – como el pan blanco y las patatas, podría ayudar a que las personas obesas eviten comer en exceso.
Ludwig dice que más allá de la recompensa y el deseo, esta parte del cerebro también está relacionada con el abuso de sustancias y la dependencia, lo que plantea la cuestión de si ciertos alimentos pueden provocar una adicción a la comida.
Para examinar la relación, los investigadores midieron los niveles de hambre y de glucosa en la sangre, mientras utilizaban imagenología de resonancia magnética funcional (MRI) para observar la actividad cerebral durante el período crucial de cuatro horas después de una comida, que influye en la conducta alimentaria en la próxima comida. (Los estudios anteriores han tendido a evaluar con MRI a pacientes muy pronto después de comer).
En dos ocasiones, 12 hombres con sobrepeso u obesos consumieron dos comidas en forma de batidos con el mismo sabor, dulzura y cantidad de calorías. Un batido contenía carbohidratos rápidamente digeribles (con un alto índice glucémico) y el otro contenía carbohidratos de digestión lenta (de bajo índice glucémico).
Después de consumir un batido con un alto índice glucémico, los participantes experimentaron un súbito aumento inicial de los niveles de azúcar en la sangre, seguido de una caída brusca cuatro horas más tarde. Esta disminución de la glucosa en sangre se asoció con hambre excesiva, y la activación intensa del núcleo accumbens, una importante región del cerebro involucrada en conductas adictivas.
Los estudios previos de adicción a la comida han comparado las reacciones de los pacientes a tipos de comidas muy diferentes, tales como pastel de queso con alto contenido calórico en comparación con verduras hervidas. Este estudio reduce la diferencia a una única variable – la carga glucémica, e indica que este factor, distinto de las calorías o de la dulzura, puede alterar la función cerebral y hacer que se coma en exceso.
“Estos hallazgos sugieren que limitar los carbohidratos con un alto índice glucémico, como el pan blanco y las patatas, podría ayudar a que las personas obesas disminuyan los antojos y controlen el impulso a comer en exceso”, dice Ludwig.
Aunque el concepto de adicción a la comida sigue siendo provocador, los autores recomiendan que se realicen más estudios sobre el tema.

Les dejo tambien este interesante video de youtube.


Visto en: http://cienciaaldia.com/ 

Si te gustó el artículo recomiéndanos en Google+!
Pin It Now!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Comenta lo que gustes positivo, negativo para poder mejorar este blog.